20/9/21

Por qué la vitamina C es buena para ti

Life Extension, limones frescos enteros y medio amarillos sobre una mesa con hojas verdes en el medio

Muchos asocian la vitamina C con la prevención del resfriado y la protección inmunológica, pero promueve mucho más que eso.

Necesitamos vitamina C para el crecimiento y reparación de los tejidos de nuestro cuerpo, y debido a que el cuerpo no almacena esta vitamina en sus tejidos, necesitamos consumirla de forma regular.

Dado que los humanos carecen de la enzima necesaria para sintetizar esta vitamina, debemos obtenerla por ingestión oral o como soporte de la piel, por aplicación tópica.

Los niveles más altos de vitamina C en su cuerpo se encuentran en las glándulas suprarrenales. Si está estresado, esta vitamina se requiere en mayores cantidades. También es necesario aumentar la ingesta de este compuesto vitamínico cuando su cuerpo está expuesto al estrés causado por las comidas copiosas, el tabaquismo, el deterioro inmunológico, las temperaturas extremas y el uso crónico de medicamentos.


Una selección de los muchos beneficios para la salud de la vitamina C

Inmunidad:
Una dosis saludable de esta vitamina protege nuestro cuerpo de infecciones y mantiene huesos y dientes sanos. También mejora la capacidad de nuestro cuerpo para reparar heridas y nos protege de bacterias, virus e infecciones.

Resfriado comun:
Reduce la gravedad de los síntomas del resfriado y también puede disminuir los efectos desagradables del resfriado común, que incluyen inflamación, secreción nasal y dolores.

Antioxidante:
Es un poderoso y eficaz antioxidante que protege nuestro organismo de los radicales libres que provocan el estrés oxidativo.

Hipertensión:
La vitamina C reduce la presión arterial al relajar los vasos sanguíneos.

Estrés:
Ayuda al cuerpo a lidiar con el estrés al mantener niveles saludables de cortisol, la hormona del estrés.

Producción de colágeno:
Es un componente necesario para la producción de colágeno.


Otros temas del blog