Cómo mantener un propósito saludable de Año Nuevo o de mitad de año

¿Sabía que, de noviembre a enero, una persona normal gana entre medio kilo y un kilo? (1-3) Si bien esto puede no parecer mucho, muchos de nosotros no perdemos este peso adicional durante los meses de primavera y verano. (4)

 Con solo un aumento de peso de medio kilo a un kilo de forma anual, en un periodo de 10 años esto puede provocar un exceso de 5 a 10 kilos.

Es común que la mayoría de persons sientan enero como el comienzo de algo nuevo. Una nuev ainvestigación de ComRes ha descubierto que los cuatro propósitos de Año Nuevo más populares se basan en la salud.


Los propósitos más populares son

1. Hacer más ejercicio; casi 2 de cada 5 (38 %) británicos se comprometen a hacer este cambio
2. Perder peso; 1 de cada 3 (33 %) aspira a perder algunos kilos en 2019
3. Comer de forma más saludable; casi un tercio (32 %)
4. Adoptar un enfoque más activo de la salud; 1 de cada 7 (15 %) británicos desean mejorar su estilo de vida
5. Dejar de fumar, dormir más y reducir el estrés también forman parte de la lista de los 10 objetivos principales para 2019

A pesar de que muchos de nosotros nos comprometemos con estos ambiciosos objetivos, ese compromiso a menudo puede durar muy poco. 

Los expertos en salud advierten que muchos cometerán pecados en sus propósitos de Año Nuevo y que la mayoría de las promesas fracasarán para el segundo viernes de enero, según un estudio de Strava. 

Por tanto, vemos cada vez más los propósitos de mitad de año como un impulso de estos propósitos de Año Nuevo conforme nos acercamos a las vacaciones de primavera y verano. 


No adopte un enfoque de <<todo o nada>>

Este enfoque de «todo o nada» para un estilo de vida saludable es erróneo y potencialmente peligroso, ya que puede llevar a una pérdida de peso insostenible y consecuencias más graves para la salud.

 Aunque el efecto en nuestra cintura es obvio, lo que es menos conocido es el efecto que tiene sobre nuestra salud y el proceso de envejecimiento el atracón y el aumento de peso resultante. 

Con el tiempo, el exceso de peso comienza a actuar como un órgano propio, liberando compuestos inflamatorios que causan daño sistémico y estimulan el proceso de envejecimiento. La lista de enfermedades a las que algunos kilos de más pueden contribuir al desarrollo es larga.

Aunque nos apresuramos a dejar de lado nuestros propósitos de Año Nuevo, estamos dispuestos a intentar otras resoluciones de mitad de año, y las tendencias de salud en las redes sociales tienen una gran influencia en cómo elegimos cuidarnos a lo largo del año

Desde investigar nuestros síntomas hasta elegir nuestra próxima dieta, se señala que 4 de cada 5 (80 %) usuarios de Internet buscan información sobre salud en línea. Las tendencias de salud en las redes sociales pueden proporcionar información engañosa sobre cómo mantenerse sano. 

Lo que es aún peor es que la gente las usa para establecer sus metas, lo que lleva a una gran mayoría a dejar de hacerlo y retomar hábitos poco saludables.

 Esta es una tendencia triste y peligrosa porque gran parte de la información nutricional y de salud puede ser poco fiable, poco realista o no se ha demostrado que funcione para la persona en concreto. 

Por eso, cuando los abandonamos y sentimos que hemos fallado, puede ser debido a suposiciones incorrectas, metas demasiado ambiciosas o porque empezamos con el pie izquierdo en la búsqueda de nuestras metas de salud.

Veamos los propósitos más populares:


1. Hacer más ejericio

No hay duda de los amplios beneficios que tiene para la salud el ejercicio físico. No importa el tipo de ejercicio que practique, el cuerpo necesita energía y alimentación adicionales para un rendimiento máximo y una recuperación óptima.

La parte más importante es elegir lo que se adapte a su rutina diaria y para lo que su cuerpo está listo. Puede unirse a los campos de entrenamiento para comenzar, buscar entrenadores personales que le asesoren o simplemente caminar todos los días. 

Para obtener beneficios óptimos para la salud, los adultos deben hacer al menos dos horas y media de actividad aeróbica moderada por semana, además de ejercicios de fuerza que hagan trabajar todos los músculos principales. E incluso si ya es una persona activa, es posible que desee mejorar su rendimiento y recuperación.

Ofrecemos una variedad de productos que, junto con mejores hábitos alimenticios y de ejercicio, pueden potenciar la energía, aumentar la resistencia, ayudar a una recuperación más rápida y ayudarle a alcanzar sus objetivos de rendimiento deportivo: 


2. Perder peso

Existen muchas dietas e ideas diferentes sobre cómo perder peso; muchas de estas ideas tienden a materializarse como dietas rápidas y agresivas. Sin embargo, perder peso en poco tiempo resulta difícil mental y físicamente. 

Este tipo de dietas tampoco son saludables, ya que están desequilibradas nutricionalmente. Sobre todo, las investigaciones muestran que la cantidad de personas que mantiene este tipo de pérdida de peso es bastante baja. 

Como tal, es mejor realizar cambios realistas en su dieta y actividad física que se puedan mantener a largo plazo.

Existen nueve factores que pueden contribuir al mantenimiento del peso y a una estructura corporal sobrecargada:

  • Resistencia a la insulina 
  • Desequilibrio hormonal 
  • Absorción excesiva de carbohidratos y almidón 
  • Actividad física baja 
  • Serotonina cerebral baja 
  • Metabolismo en reposo lento 
  • Señalización anormal de células grasas 
  • Absorción de grasa dietética mediada por lipasa 
  • Desequilibrios alimenticios 

A medida que envejecemos, nuestro metabolismo se ralentiza y necesitamos menos calorías para llevar una vida saludable.

Al mismo tiempo, un cambio en el equilibrio hormonal también puede provocar un aumento de peso. Esto puede conducir a un aumento de la grasa corporal a medida que la producción de hormonas del organismo, que ayuda a mantener la masa muscular, comienza a disminuir. 

Muchos de nosotros nos volvemos menos activos a medida que envejecemos, lo que provoca la pérdida de masa muscular. A medida que perdemos masa muscular, nuestro cuerpo comienza a acumular grasa, lo que provoca una quema de calorías más lenta. Pero usted puede cambiarlo. 

Porque, a fin de cuentas, perder peso es una cuestión de reducir la cantidad de calorías que consume a diario.

Además, es fundamental que frenemos la ingesta de comida por ansiedad de forma natural. Por ejemplo, la comida por ansiedad tiene lugar en aproximadamente el 30 % de las mujeres obesas (4), aunque su prevalencia en la población general supera con creces ese número. 

En uno de los hallazgos más concluyentes sobre la ingesta de comida por ansiedad hasta la fecha, los investigadores holandeses informaron este año que tal conducta alimentaria puede estar causada por una variante genética común de la molécula que transporta la serotonina (que es uno de los principales reguladores del estado de ánimo del organismo (5). 

En resumen, este tipo de conducta alimentaria puede, por tanto, resultar en una menor actividad de la serotonina.

Aténgase a métodos de control de peso con base científica:

Nadie debería iniciar un programa de pérdida de peso tratando de seguir una dieta de moda que no puede cumplir a largo plazo. Al mismo tiempo, las personas mayores deben elegir qué es más importante, como ingerir alimentos que se sabe que favorecen el aumento de peso (y causan enfermedades) o seleccionar alimentos más saludables que faciliten la pérdida de peso y protejan contra enfermedades e inflamación en el organismo.

Dicho esto, nunca es demasiado tarde para cambiar su estilo de vida de una manera que promueva una mejor salud mientras elimina el exceso de grasa corporal.

No existe un remedio mágico para una pérdida de peso exitosa. En su lugar, simplemente intente incorporar las siguientes sugerencias para ayudar a eliminar los desequilibrios alimenticios y comenzar un hábito dietético para vivir una vida larga y saludable.

No tema al fracaso:

La incorporación de estas sugerencias, sin importar qué plan de alimentación y rutina de ejercicios elije seguir, puede ser de gran ayuda para alcanzar sus objetivos de pérdida de peso. 

Y si siente que ha fracasado y quiere abandonar su propósito de Año Nuevo o mitad de año, no tire la toalla e inténtelo nuevamente. Las personas que intentan cambiar sus vidas tienen 10 veces más probabilidades de tener éxito en comparación con aquellas que no hacen nada para cambiar sus hábitos de salud.

Cómo poner en marcha su control de peso:

  • Asegúrese de tener una alimentación básica puesta en marcha. ¿Su cuerpo obtiene todas las vitaminas y minerales que necesita? Debido al agotamiento de las tierras de cultivo en cuanto a nutrientes y las explotaciones agrícolas modernas, los alimentos que consumimos a menudo tienen una densidad de nutrientes muy diferente a la que solían tener. Por tanto, incluso con una dieta variada, muchas personas tendrán una ingesta inadecuada de vitamina A, D, magnesio, calcio, cinc y otros nutrientes. Un estudio reciente en adultos mayores descubrió que la vitamina D, la vitamina B12, el folato y el hierro son los compuestos con mayor frecuencia deficientes entre las personas mayores. Por estas razones, la suplementación diaria es necesaria para conseguir una salud óptima. 
  • Priorice una dieta sana y equilibrada con una variedad de alimentos diferentes, una buena proporción de frutas y verduras y alimentos menos procesados. Beba muchos líquidos sin azúcar e intente realizar alguna actividad física, como una caminata más al día. 
  • Elija suplementos naturales que puedan ayudarle con la pérdida de peso, controlar su azúcar en sangre o aumentar su nivel de serotonina. Debido a los nueve mecanismos de aumento de peso, no es tan fácil como tratar de comer menos para perder peso. Un enfoque acertado debe reconocer los procesos biológicos que contribuyen al aumento de peso y que pueden verse influidos positivamente por los suplementos adecuados. 
  • Pruebe la dieta cetogénica si desea un enfoque con base científica para la quema de grasa. En la dieta cetogénica, se obliga al organismo a producir energía a partir de grasas (cetosis) en lugar de azúcar. Cuando se alcanza el estado cetogénico de quema de grasa, se quema grasa activamente. Alcanzar un estado cetogénico conlleva aproximadamente dos semanas si se sigue una dieta cetogénica adecuada. Por suerte, existe una gran variedad de nutricéuticos que ayudan al organismo a pasar a un estado de quema de grasa en cuestión de días al inhibir las vías de la mTOR para alcanzar rápidamente la cetosis. Keto Before 6™ rconsigue que el organismo vuelva rápidamente a la cetosis en cuestión de horas en lugar de semanas. Esto implica una dieta más sostenible y equilibrada que ayuda a mantener un peso saludable y favorece la producción de energía, el rendimiento cognitivo y la regeneración celular. 

Recomendaciones de productos para el control de peso:

  • Para aquellas personas que quieren reducir el apetito y resister mejor los antojos de comida: Advanced Appetite Suppress
  • Para aquellas personas que quieren reducir el apetito y resister mejor los antojos de comida: Optimized Saffron with Satiereal®
  • Apoya los niveles saludables de AMPK, el interruptor principal del cuerpo para equilibrar la producción energética del organismo. Por tanto, contrarresta la grasa abdominal no deseada que puede ocurrir debido a una disminución de AMPK relacionada con la edad: AMPK Metabolic Activator
  • Para aquellas personas que buscan una fórmula única dirigida a varios de los nueve mecanismos de aumento de peso: Optimized African Mango Irvingia with Phase 3™ Calorie Control Complex
  • Keto Before 6™ es una fórmula revolucionaria que aumenta los beneficios de una dieta cetogénica (quema de grasa) al mismo tiempo que orece mayor libertad en la alimentación. Dispone en versiones de 100ml y 500ml: Keto Before 6™ 


3. Comer de fórmula más saludable

Sorprendentemente, los estudios muestran que una persona normal hace más de 200 elecciones relacionadas con la alimentación y la dieta todos los días. 

Pero ¿cuántas de estas son elecciones racionales y reflexionadas y cuántas son simplemente impulsos motivados por nuestros deseos subconscientes? Además, ¿en qué medida consumimos alimentos que realmente no queremos y haríamos bien en evitar?

A menudo confiamos en las señales de saciedad enviadas desde la pared del estómago a nuestro cerebro y corremos el riesgo de comer más comida de la necesaria.

Una hormona importante en este proceso es la grelina. Liberada en el peritoneo, envía señales al cerebro, donde influye en procesos complejos como el apetito, el sueño, la adicción y la saciedad. Cuando tiene hambre, sus niveles de grelina aumentan. Y al contrario; cuando ingiere alimentos, la producción de grelina disminuye.

Los carbohidratos reducen los niveles de grelina con especial rapidez, pero los niveles vuelven a subir poco después. Las grasas, por otro lado, reducen los niveles de grelina más lentamente y los mantienen bajos durante un periodo de tiempo más largo, lo que explica por qué un puñado de nueces mantiene a raya el hambre durante más tiempo que una rosquilla.

El problema es que la saciedad impulsada por las hormonas puede tardar hasta 20 minutos en llegar al cerebro y dar la orden de dejar de comer, y 20 minutos es tiempo suficiente para comer una, dos o incluso tres barritas con alto contenido energético, como una barrita de Mars.

Generalmente, comemos tanto como estamos acostumbrados a comer o hasta que hayamos limpiado nuestros platos. Un plato limpio es una de las señales más fuertes de todas: confiamos en que automáticamente nos sentiremos llenos con el último bocado y felizmente ignoramos el hecho de que podríamos sentirnos satisfechos before thenantes.

Innumerables estudios han demostrado que la mera mención de que un alimento que nos van a servir es «saludable» reduce nuestras expectativas de sabor. En un estudio de la Universidad de Texas, se pidió a los voluntarios que calificaran el sabor de un lassi de mango (una bebida mezclada popular en los restaurantes indios). 

Si antes de probarla se les decía que era una bebida saludable, era mucho más probable que le dieran una calificación baja. Sin embargo, cuando se destacó su alto contenido calórico, los voluntarios elogiaron la bebida por su sabor.

El hecho de que estemos programados genéticamente para amar el azúcar y la grasa no ayuda. Sin embargo, mucha gente come demasiado y con comida de muy mala calidad.

Cómo comer más sano y reducir las calorías:

  • Priorice una dieta variada con más frutas y verduras y menos alimentos procesados, azúcares y bebidas azucaradas. En Life Extension Europe nos encanta la dieta mediterránea, ya que es rica en frutas, verduras, cereales integrales, judías, frutos secos, semillas y grasas saludables. También cuenta con una gran cantidad de investigaciones que la respaldan como una forma eficaz de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes y obesidad. El secreto de la salubridad de la dieta mediterránea parece residir en el hecho de que la dieta mediterránea es sinérgica. Esto significa que los componentes no solo son nutritivos en sí mismos; cuando se combinan entre sí también actúan para proporcionar beneficios adicionales. Como tal, son más poderosos en combinación que si se comen por separado. 
  • Elija suplementos naturales que puedan ayudarle a reducir las calorías 
  • Para recuperar el control de la ingesta calórica es recomendable comer de forma consciente. No mientras va de un sitio a otro, sino en la mesa. Desarrolle una relación saludable con la comida en lugar de que su estómago le indique cuándo está lleno. Asimismo, minimice el tamaño del plato y beba muchos líquidos sin azúcar.

El poder de la dieta mediterránea:

  • Los ácidos omega-3 y DHA en Super Omega-3 Plus EPA/DHA with Sesame Lignans, Olive Extract, Krill & Astaxanthin pueden contribuir a la salud del sistema cardiovascular y el cerebro, mejorar la función mitocondrial y ayudar a mantener niveles adecuados de ácidos y grasos importantes : Super Omega-3 Plus EPA/DHA Fish Oil, Sesame Lignans, Olive Extract, Krill & Astaxanthin, 120
  • Rica en frutas y verduras, la dieta mediterránea es una de las más saludables dle mundo. El extracto de arándano y granada ofrece los beneficios antioxidantes de un potente extracto de arándanos con los beneficios adicionles de la granada en una práctica cápsula Blueberry Extract with Pomegranate
  • Clearly EPA/DHA contiene ácidos grasos omega 3 muy concetrados, EPA yDHA provenientes de aceite del pescado que contribuyen a la salud cardiovascular, a favorecer la salud cognitiva y a inhibir la inlfamación, entre otros. Además, el aceite está envuelto en cápsulas blandas más pequeñas, lo que las convierte en un suplemento de omega 3 de elección para ualquiera que desee unidades más pequeñas con amyor eficacia: Clearly EPA/DHA Fish Oil
  • Life Extension ha identificado ciertos compuestos que imitan los beneficios de una dieta con restricción calórica, un proceso que ralentiza los aspectos relacionados con el envejecimiento. Estos compuestos incluyen trans-resveratrol (los investigadores sostienen que es el componente más activo), quercetina y extracto de uva entera, pero también ciertos compuestos que se encuentras en las bayas, como trans-ptereoestilbeno y ahora fisetina: Optimized Resveratrol

4. Adoptar un enfoque más activo de la salud

Uno de los descubrimientos antienvejecimiento más importantes de la historia tuvo lugar en la Universidad de Cornell por Clive McCay (et. al) en 1935. En ese año, las ratas alimentadas con una dieta con restricción calórica lograron una esperanza de vida media y máxima radicalmente prolongada, junto con una aparición tardía de enfermedades relacionadas con la edad. (6) 

Los investigadores descubrieron en un grupo de humanos que consumió una dieta similar con restricción de calorías que sus marcadores sanguíneos convencionales del envejecimiento (exceso de glucosa, colesterol, triglicéridos, LDL) se desplomaron a niveles mucho más bajos. (7-8)

En 1995, en un estudio realizado por John C. Norcross (et. al) en la Universidad de Scranton, se examinó a aquellas personas que se marcaban propósitos de Año Nuevo y se demostró que el 46 % los cumplen después de seis meses. (9) 

Durante esta época del año, cuando la gente se esfuerza por tener una vida más saludable y más larga, creemos que la mayoría de personas logrará reducir al menos parte del exceso de alimentos.

Puede ser tentador volver a caer en hábitos alimenticios poco saludables cuando sigue una dieta. Sin embargo, hay que recordar que los alimentos perjudiciales y muy calóricos son abundantes, baratos y muy publicitados. 

La ingesta excesiva de calorías hace que nuestro torrente sanguíneo se «hinche» crónicamente con glucosa, insulina, colesterol, grasas, homocisteína y otros inductores proinflamatorios. 

La sobrecarga persistente del torrente sanguíneo nos predispone al cáncer, los accidentes cerebrovasculares, los ataques cardíacos, la senilidad, la inflamación dolorosa y prácticamente cualquier otra dolencia relacionada con la edad. (10-22)

El consumo excesivo de calorías puede acortar la esperanza de vida:

El consumo excesivo de calorías acorta nuestra esperanza de vida media al facilitar el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad que nos impiden alcanzar una longevidad saludable.

El consumo excesivo de calorías tiene otro efecto insidioso. Muchos científicos creen que nuestra esperanza de vida está controlada en gran medida por genes que programan nuestro cuerpo para funcionar en un estado de juventud y salud. 

Cuando consumimos calorías en exceso, hacemos que algunos de estos genes se vuelvan en nuestra contra y contribuyan al envejecimiento acelerado y la muerte.

Si reducimos la cantidad de calorías ingeridas o sus efectos, el resultado es un perfil de expresión génica más favorable. Un efecto tan positivo nos ayuda a vivir vidas más largas y saludables. 

Por lo tanto, controlar el impacto de las calorías ingeridas se convierte en un componente esencial de un programa de longevidad con base científica, ya que la exposición excesiva a las calorías reduce la esperanza de vida al aumentar el riesgo de enfermedades degenerativas y acelerar el envejecimiento.

Un volumen explosivo de investigaciones publicadas indica que, al envejecer, los seres humanos pueden ejercer un enorme grado de control sobre si mantienen patrones de expresión génica juveniles o senescentes en su ADN celular. (23-25) 

Se puede mantener cierta expresión genética juvenil reduciendo la ingesta de calorías a un nivel un 20-40% más bajo de lo normal, mientras se siguen obteniendo todos los nutrientes y vitaminas necesarios. (26,27)

Ciertos ingredientes naturales pueden imitar los efectos de la restricción calórica

Si bien las dietas de restricción calórica pueden proporcionar todos estos beneficios, pueden ser difíciles de cumplir. Ahora la investigación indica que ciertos compuestos pueden imitar los efectos de la restricción calórica sin las dificultades de reducir la ingesta de calorías.

Se ha descubierto que el resveratrol, un compuesto que se encuentra en las uvas rojas y el vino tinto, promueve la expresión genética juvenil de forma similar a las dietas con restricción calórica, al mismo tiempo que fomenta parámetros metabólicos saludables y una respuesta inflamatoria saludable. 

Recientemente, los avances en inteligencia artificial han descubierto compuestos más naturales que se dirigen específicamente a vías antienvejecimiento, como la restricción calórica.

  • Esta fórmula contiene trans-resveratrol, la forma abudante en el vino tinto, que se absorbe bien y es estable. El resveratrol también promueve una sensibilidad sludable a la insulina, estimula la función mitocondrial mejorada, favorece una respuesta inflamatoria saludable y ha demostrado una actividad cariovascular beneficiosa: Optimized Resveratrol
  • GEROPROTECT™ Longevity A.I.™ combate el proceso de envejecimiento con una combinación de tres compuestos naturales únicos que pueden activar las mismas vías antienvejecimiento que los miméticos de restricción de calorías: GEROPROTECT™ Longevity A.I.™

Además de una dieta saludable sin exceso de calorías, varios nutrientes pueden ayudarle a prolongar su esperanza de vida. Acontinuación encontrará nuestras sugerencias, ampliamente respaldadas por investigaciones científicas:


5. Dormir más y reducir el estrés

Todo el mundo sabe que una buena noche de sueño es una de las mejores formas de sentirse revitalizado y mantener una salud óptima. Entre otras cosas, su cuerpo restaura su sistema inmunológico durante el sueño. 

La falta de sueño se ha relacionado con varios problemas de salud graves, que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, sobrepeso, problemas de memoria y pensamiento confuso, estrés y niveles más bajos de testosterona en los hombres.

Los problemas para dormir pueden empeorar con la edad. Aunque los factores de estrés de la vida cotidiana pueden alterar sus hábitos de sueño, los suplementos naturales venerados durante mucho tiempo continúan demostrando la capacidad de mejorar el sueño y aliviar el estrés. 

Los nutrientes como la melatonina, los péptidos bioactivos de la leche y el extracto de ashwagandha promueven un sueño óptimo, trabajan para normalizar los ciclos interrumpidos de día/noche, alivian la ansiedad y ayudan a nuestros cuerpos a lidiar con el estrés.

  • Combina la melatonina de absorción rápida y lenta que puede ayudarle a conciliar el sueño y permanecer dormido: Melatonin IR/XR
  • Es un suplemento sin melatonina beneficioso para el sueño y el estrés que proporciona péptidos bioactivos de la leche y extracto de ashwagandha : Enhanced Sleep without Melatonin
  • GABA (ácido y-aminobutírico) es un derivado de aminoácidos que produce el organismo y que actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso central. Los nuerotransmisores son mensajeros químicos que transportan mensajes entre las células: Liposomal GABA with L-Theanine
  • Promueve la relajación activando el aminoácido teanina y un extracto de melisa clínicamente probado: Theanine XR™ Stress Relief
  • Una fórmula de sueño natural con GABA y una mezcla botánica patentada que le ayuda a lograr una noche de sueño tranquilo y promueve un ciclo de sueño saludable y reparador: LipoCalm™
  • Una fórmula de sueño natural con GABA y una mexcla botánica patentada que le ayuda a lograr una noche de sueño tranquilo y promueve un ciclo de sueño saludable y reparador: Liposomal Melatonin 

Otras fórmulas de melatonina permiten a nuestros clientes seleccionar la dosis que mejor se adapte a ellos. Puede verlas todas aquí.

Nota: Cada vez que compra un producto de Life Extension® contribuye a la investigación destinada a ampliar radicalmente una esperanza de vida saludable. El año pasado,  Life Extension Foundation un número récord de proyectos científicos. 


Referencias

  1. Nutr J. 2006 Nov 21;5:29.
  2. Eur J Clin Nutr. 2013 Sep;67(9):944-9.
  3. Physiol Behav. 2014 Jul;134:66-9.
  4. Alger S, Seagle H, Ravussin E. Food intake and energy expenditure in obese female bingers and non-bingers. Int J Obes Relat Metab Disord. 1995 Jan;19(1):11-6.
  5. van Strien T, van der Zwaluw CS, Engels RC. Emotional eating in adolescents: A gene (SLC6A4/5-HTT) - Depressive feelings interaction analysis. J Psychiatr Res. 2010 Apr 21.
  6. McCay CM, Crowell MF, Maynard LA. The effect of retarded growth upon the length of life span and upon the ultimate body size. 1935. Nutrition. 1989 May-Jun;5(3):155-71.
  7. Martins C, Morgan LM, Robertson MD. Effects of restrained eating behaviour on insulin sensitivity in normal-weight individuals. Physiol Behav. 2009 Mar 23;96(4-5):703-8.
  8. Lefevre M, Redman LM, Heilbronn LK, et al. Caloric restriction alone and with exercise improves CVD risk in healthy non-obese individuals. Atherosclerosis. 2009 Mar;203(1):206-13.
  9. Norcross JC, Mrykalo MS, Blagys MD. Auld Lang Syne: Success predictors, change processes, and self-reported outcomes of New Year’s resolvers and nonresolvers. J Clin Psych. 2002;58(4).
  10. Rush EC, Chandu V, Plank LD. Reduction of abdominal fat and chronic disease factors by lifestyle change in migrant Asian Indians older than 50 years. Asia Pac J Clin Nutr. 2007;16(4):671-6.
  11. Calabro P, Yeh ET. Intra-abdominal adiposity, inflammation, and cardiovascular risk: new insight into global cardiometabolic risk. Curr Hypertens Rep. 2008 Feb;10(1):32-8.
  12. Lakka HM, Laaksonen DE, Lakka TA, et al. The metabolic syndrome and total and cardiovascular disease mortality in middle-aged men. JAMA. 2002 Dec 4;288(21):2709-16.
  13. Kopp W. The atherogenic potential of dietary carbohydrate. Prev Med. 2006 May;42(5):336-42.
  14. Zhang X, Zhang G, Zhang H, Karin M, Bai H, Cai D. Hypothalamic IKKbeta/NF-kappaB and ER stress link overnutrition to energy imbalance and obesity. Cell. 2008 Oct 3;135(1):61-73.
  15. Lacquemant C, Vasseur F, Lepretre F, Froguel P. Adipocytokins, obesity and development of type 2 diabetes. Med Sci (Paris). 2005 Dec;21 Spec No10-8.
  16. Danielsson A, Fagerholm S, Ost A, et al. Short-term overeating induces insulin resistance in fat cells in lean human subjects. Mol Med. 2009 Jul-Aug;15(7-8):228-34.
  17. Galili O, Versari D, Sattler KJ, et al. Early experimental obesity is associated with coronary endothelial dysfunction and oxidative stress. Am J Physiol Heart Circ Physiol. 2007 Feb;292(2):H904-11.
  18. Home P. Contributions of basal and post-prandial hyperglycaemia to micro- and macrovascular complications in people with type 2 diabetes. Curr Med Res Opin. 2005 Jul;21(7):989-98.
  19. Ardigo D, Valtuena S, Zavaroni I, Baroni MC, Delsignore R. Pulmonary complications in diabetes mellitus: the role of glycemic control. Curr Drug Targets Inflamm Allergy. 2004 Dec;3(4):455-8.
  20. Eckel RH, Grundy SM, Zimmet PZ. The metabolic syndrome. Lancet. 2005 Apr 16-22;365(9468):1415-28.
  21. Grattagliano I, Palmieri VO, Portincasa P, Moschetta A, Palasciano G. Oxidative stress-induced risk factors associated with the metabolic syndrome: a unifying hypothesis. J Nutr Biochem. 2008 Aug;19(8):491-504.
  22. Reeves GK, Pirie K, Beral V, et al. Cancer incidence and mortality in relation to body mass index in the Million Women Study: cohort study. BMJ. 2007 Dec 1;335(7630):1134.
  23. Crujeiras AB, Parra D, Milagro FI, et al. Differential expression of oxidative stress and inflammation related genes in peripheral blood mononuclear cells in response to a low-calorie diet: a Nutrigenomics Study. OMICS. 2008 Dec;12(4):251-61.
  24. Caramia G. Omega-3: from cod-liver oil to nutrigenomics. Minerva Pediatr. 2008 Aug;60(4):443-55.
  25. Jump DB. N-3 polyunsaturated fatty acid regulation of hepatic gene transcription. Curr Opin Lipidol. 2008 Jun;19(3):242-7.
  26. Kornman K, Rogus J, Roh-Schmidt H, et al. Interleukin-1 genotype-selective inhibition of inflammatory mediators by a botanical: a nutrigenetics proof of concept. Nutrition. 2007 Nov;23(11-12):844-52.
  27. Colman RJ, Anderson RM, Johnson SC, et al. Caloric restriction delays disease onset and mortality in rhesus monkeys. Science. 2009 Jul 10;325(5937):201-4.